Para vender a través de las redes sociales es necesario saber cómo darnos a conocer y cómo mostrarnos para que nuestro muro resulte interesante. Lo que publicamos y cómo lo publicamos determinan nuestra vidriera online: las imágenes que seleccionamos, los textos, nuestra manera de interactuar, las historias, todo constituye nuestra imagen.
Contar con un buen producto o servicio no garantiza la venta y tener un perfil en una red social como Facebook, Twitter o Instagram tampoco.
Mantener una comunicación eficiente en redes sociales es una tarea que requiere estrategia, creatividad y dedicación. A continuación te contamos cómo hacerlo:

  1. Detectar cuáles son las redes sociales adecuadas para dar a conocer nuestros productos o servicios.
  2. Crear (o mantener si es que ya los tenemos) perfiles sólo en las redes que vamos a encontrar a nuestros potenciales usuarios, clientes o consumidores.
  3. Una vez depurada o seleccionada nuestra presencia en las redes, es fundamental pasar de los perfiles personales a perfiles de empresas. Y cuando ya tenemos nuestro perfil de empresa o fan page, es momento de empezar a trabajar en las estrategias del contenido.
  4. Redactar una biografía potente, que cuente nuestra historia, atraiga y explique a nuestro potencial cliente o usuario por qué elegirnos.
  5. Conocer quién es nuestro público y entender su lenguaje para hablarle en su mismo “idioma”.
  6. Vender sin vender: Hablar de nuestros productos o servicios y promover su consumo indirectamente, ya que estamos frente a un público que no quiere que le digan qué comprar sino que espera que le cuenten historias. Usar la creatividad para contarles por qué elegirnos.
  7. Determinar con qué frecuencia se publica el contenido y sostenerlo a través del tiempo, es decir, mantener la red activa publicando frecuentemente. Entrar a un perfil y ver que la última publicación no es actual le resta mucho a nuestra imagen.
  8. Generar textos persuasivos a través de la empatía, en los que el consumidor sienta que estamos cerca suyo y que nos interesa su opinión.
  9. Publicar fotos con criterio a través de una selección que genere impacto.
  10. Publicar historias diariamente y seleccionar las historias destacadas
  11. Seleccionar adecuadamente la utilización de hashtags en Instagram y Twitter.
  12. Hacer una efectiva inversión publicitaria en cada red.

¿Cómo te ven tus clientes o usuarios en Internet? Y lo que es más importante aún… ¿Cómo te ven tus potenciales clientes o usuarios, que aún no te conocen y su primer contacto con vos lo tiene a través de Google, Facebook, Twitter o Instagram?

Si no te gusta cómo te ven podés poner en práctica todo lo que compartimos más arriba en este artículo, o podés contactarnos y te ayudamos a hacerlo.

A la hora de comunicar en redes sociales no importa la dimensión de tu proyecto ni de tu público objetivo, nos adaptamos y adaptamos nuestras propuestas a la medida de cada cliente y de su presupuesto.